Hotel Onix abre sus puertas a viajantes, representantes, industriales, turistas y amigos en el año 70.

Trabajan en esa epoca toda la familia Angiulli, una mucama y un conserje que cumplia su horario en horas de la noche; todo esto supervisado con mucho "cariño" por Elena Hildegard Izokaitis de Angiulli, que hizo de este emprendimiento su 2da, casa.

Se multiplicaron entonces los desayunos de todos los días a los pasajeros; el cuidado de ropa blanca y  limpieza" a todas las habitaciones, su bondad, su cordialidad, su atención a cada uno de los visitantes clientes.

Los tres Angiullis 2da generación en forma alternada e interrumpida toman la posta en distintas epocas, Rodrigazo, Epoca Oscura, Ley 18188 y varios cambios de moneda, hiperinflación, receso, corralitos y corralones, fueron algunos de los hechos a sortear y salir.

Hoy con mas de 35 años en este rubro, y con algunos integrantes de la 3ra generación seguimos brindando hospitalidad, haciendo nuestra labor diaria con cariño, y con gusto.

Fuimos mejorando e invirtiendo en todos estos años para una mejor estadia de nuestros pasajeros; mayor comodidad es uno de los tantos lemas del dia a dia.